Septiembre 23, 2004

Bolivia: El Salar de Uyuni

Supe que andar en bicicleta de Bolivia al Canadá sería un desafío. La altitud sola, hizo no espera el momento oportuno bien para aliviar en la ruta largo. Pero a mi sorpresa, el cuadriceps tendría tiempo de ajustar como nuestro primer destino nos trajo a un 10 500 km² la pista de hielo de sal plana, El Salar de Uyuni.

Localizado en el sur de las tierras altas de Bolivia en el Departamento (provincia) de Potosi, el ¨Salar de Uyuni¨ el Salado Plano de Uyuni, es el alto salado plano en el mundo sintiéndose en 3656m sobre el nivel del mar. Con sobre 20 islas para descubrir, 4 cumbres prominentes para subir, sobre una docena las aldeas antiguas y leyendas innumerables para subrayar los rollos de la película que uno toma visitando el ambiente extraordinario del Salar.

Cargamos arriba nuestra bicicleta de tándem con alimento fresco de los que días venden (Thurday es día de mercadotecnia en Uyuni). Hicimos´T sabe lo que esperar, así que preparamos para ser auto suficiente para la semana próxima. El primer 20 km al pueblo de Colchani resultó un golpetazo. Con la arena floja, el viento contra nosotros y contra 4x4´s zumbando constantemente por, yo me pregunté si debidos´T ha estado en uno de ellos. Dí la cabeza un sacude cuando alcanzamos la entrada del Salar para con una vislumbre de lo que se pareció a un lago sereno congelado en el tiempo, yo fui dado un segundo viento a terminar el 15 km en alcanzar el ¨el Hotel de Sal¨ el único lugar para obtener agua para el próximo 80 km. Qué debía venir hace sólo tiene poco mágico.



Un maestro local, Pedro Claver Mamani Carlo, de la aldea Plana Salada de Llica, el autor de ¨los Cuentos Planos Salados¨ dice que en la mitología nativa popular que el Salar se describe como un ¨océano de leche petrificada¨ donde campesinos se asentaron en aldeas alrededor del Salar para vender sal a aldeanos de otras regiones de la Provincia de Potosi que en regreso vendería artículos agrícola tales como maíz y fruta.

Alcanzamos el Hotel de Sal para ser saludado por una puesta del sol rosa que encuadra una colección de banderas de alrededor del mundo que se encaramó delante del Hotel. El Hotel, que se describe mejor como un encantar la pensión rústica, era apenas eso, hecho de sal por todas partes. En vez de una cama de woodframed y tablones de piso de roble de creeky, las camas se hicieron de bloques salados y el piso era laiden con cristales salados, mucha arena tosca que quiere entre dedos. En el salón, un grupo de estudiantes locales de Uyuni que había parado en el Hotel de Sal para unas pocas bebidas, nos invitó a unirlos y con coersion pequeño, nosotros fuimos convencidos a permanecer la noche para 15 NOSOTROS$ cada, un gasto lujoso en Bolivia y para un turista del ciclo en un presupuesto, pero el valor que fachendea. Santos, el director del hotel, dice nosotros que acabamos de perder todos los turistas. Julio y agosto son los únicos meses usted encontrará el Hotel repleto. La próxima mañana, yo alcancé para girar del reloj de la alarma, tratando de permanecer metido bajo las cubiertas cómodas de lana de llama. Cuando miró fuera la ventana que el sol había hecho apenas su apariencia y botaba la luz de la llanura interminable de sal. Un desayuno continental se sirvió y estábamos en nuestra manera a nuestro próximo destino - Isla Incahuasi, la Isla del inca.

Cuando la caída del sol bajo en el horizonte, nosotros llegamos en Isla Incahuasi, 65 km del Hotel de Sal donde fuimos saludados por Doña Alfredo, el vigilante de la isla que ha vivido allí para sobre 10 años. En la luz baja nosotros echamos nuestra tienda en el pie de la isla cubrió en cactus antiguos gigantescos. Para 8 Boliviano (1US$) tuvimos acceso a la isla entera y a lo´s agua potable. La isla recibe un desayuno de porción de Café, el almuerzo y las facilidades muy bien mantenidas de cuarto de baño. Al preparar nuestra cena, Doña Alfredo insistió que visitemos su casa y firmemos la isla´el libro del tronco de s que es una cuenta histórica de cada ciclista para tener jamás visted la isla que hizo un muy intersing leyó. Sentía bueno agregar nuestro de dos bits y se siente la parte de este club exclusivo. Por la mañana nosotros fuimos bombardeados por los grupos de la visita que llegan a ver la salida del sol. Tomamos nuestro tiempo que empacando y exploró la isla. Todos los cactus en las islas parecieron surreales. Los cactus crecen aproximadamente 1 cm un año con el alto en la isla que mide 12m alto lo haciendo de 1200 años de edad.

Al día siguiente nosotros LOS cycled un agradable 40 km a una aldea pequeña y muy antigua llamó Coquesa en la base del Tunupa (5400m) del Volcán que subiríamos el día siguiente. En la base de la aldea en la costa del lago, viva una docena de flamencos. Ellos se encaraman apenas lejos un pantano salado donde la tierra regala a la sal blanca prístina, forrando un sitio arqueológico junto a la aldea. Allí mienta cantos rodados inmensos que son escollos antiguos de corral junto a una red de paredes secas viejas de piedra. Nosotros no tuvimos problema que encuentra accomodations como los niños del único albergue juvenil en la aldea, nos saludó con sonrisas y entusiasmo tibios de ver una bicicleta de tándem llega y salpica valientemente por la calzada de piedra que pasa por la orilla mojada y fangosa del Salar. Una vez que asentado en nuestro cuarto, el dueño del Hostal, Marcos Mamani, grita a nosotros ¨¿agua de Quieres de vida de la?¨ que traduce normalmente alcohol destillado como local, así que nosotros nos reímos y dijimos amablemente, no.. Pero a nuestra sorpresa, Marcos tiraba verdaderamente agua fuera de un 12m profundo bien en el patio que recibe su agua que filtra hacia abajo de las cuestas del Volcán 2000m más alto. Nuestro día final en el Salar se gastó para subir el Volcán de Tunupa. En 9am nosotros empezamos nuestra excursión a pie. La subida empieza con un grado cómodo, y puede incluir una visita a las Mamis acerca de 500m arriba. Recuerde apenas pedir la llave a la cueva para 1 US$ antes de empezar su excursión a pie. Por el mediodía nosotros habíamos alcanzado el Mirador (4600m), un punto de vista hermoso del Salar y las cimas de las islas que me recuerdan de las Islas Rotas de la costa de la Isla de Vancouver. Una subida más escarpada de 800m nos tomó a la boca del Volcán, 5400m sobre el nivel del mar, con una vista que quita la respiración literalmente.

Quedar sin tiempo nosotros tomamos una espalda local de autobús a través del Salar. Con pájaros de personas y animal favorito y perros que llenan el pasillo del autobús, el vendedor de entrada avanza magistralmente reunir los precios del billete en la parte posterior del autobús por hopscotching del apoyabrazos al apoyabrazos, parando de sólo transcribir los nombres de todos los pasajeros en su libro del tronco. Todos los aldeanos estaban en su manera a Uyuni con sus bienes de vender en al día siguiente´s (el jueves´s) el mercado. Aunque siempre divertiendo, cabalgando el autobús a través del Salar, cycling hecho en el Salar parece un sueño que deseo que tuviéramos tiempo de continuar.

Cuando el director del Hotel de Sal dijo, la temporada alta es julio y agosto. En la estación de las lluvias de diciembre y enero, el Salar se inunda haciéndolo difícil, si no casi imposible al cylce a través de, pero aparentemente valor el viaje por 4x4 como el el Salar refleja las montañas y y las aldeas que rodean.

Así, hasta que el Estrecho de Georgia llegue a ser un estrecho de leche petrificada, una visita de la isla en la sal en Bolivia parece bien valor el viaje.


Imagínese un día que usted se despertó para ver que el Estrecho de Georgia se había secado y donde el agua se paró era el espiga de sal, como un esperar canadiense congelado de lago un patín nuevamente afilado para hacer su primer corte a su superficie. Una visita de las Islas de Golfo ahora se podría hacer sin las esperas largas en la terminal de transbordador y a la bota usted podría pasar la noche en medio del Estrecho en un tipo nuevo de la Pensión. Una B&B hizo de sal; eso no es su cama y su desayuno.

Localizado en el sur de las tierras altas de Bolivia en el Departamento (provincia) de Potosi, el ¨Salar de Uyuni¨ el Salado Plano de Uyuni, es el alto salado plano en el mundo sintiéndose en 3656m sobre el nivel del mar. Con sobre 20 islas para descubrir, 4 cumbres prominentes para subir, sobre una docena las aldeas antiguas y leyendas innumerables para subrayar los rollos de la película que uno toma visitando el ambiente extraordinario del Salar.

Cargamos arriba nuestra bicicleta de tándem con alimento fresco de los que días venden (Thurday es día de mercadotecnia en Uyuni). Hicimos´T sabe lo que esperar, así que preparamos para ser auto suficiente para la semana próxima. El primer 20 km al pueblo de Colchani resultó un golpetazo. Con la arena floja, el viento contra nosotros y contra 4x4´s zumbando constantemente por, yo me pregunté si debidos´T ha estado en uno de ellos. Dí la cabeza un sacude cuando alcanzamos la entrada del Salar para con una vislumbre de lo que se pareció a un lago sereno congelado en el tiempo, yo fui dado un segundo viento a terminar el 15 km en alcanzar el ¨el Hotel de Sal¨ el único lugar para obtener agua para el próximo 80 km. Qué debía venir hace sólo tiene poco mágico.



Un maestro local, Pedro Claver Mamani Carlo, de la aldea Plana Salada de Llica, el autor de ¨los Cuentos Planos Salados¨ dice que en la mitología nativa popular que el Salar se describe como un ¨océano de leche petrificada¨ donde campesinos se asentaron en aldeas alrededor del Salar para vender sal a aldeanos de otras regiones de la Provincia de Potosi que en regreso vendería artículos agrícola tales como maíz y fruta.

Alcanzamos el Hotel de Sal para ser saludado por una puesta del sol rosa que encuadra una colección de banderas de alrededor del mundo que se encaramó delante del Hotel. El Hotel, que se describe mejor como un encantar la pensión rústica, era apenas eso, hecho de sal por todas partes. En vez de una cama de woodframed y tablones de piso de roble de creeky, las camas se hicieron de bloques salados y el piso era laiden con cristales salados, mucha arena tosca que quiere entre dedos. En el salón, un grupo de estudiantes locales de Uyuni que había parado en el Hotel de Sal para unas pocas bebidas, nos invitó a unirlos y con coersion pequeño, nosotros fuimos convencidos a permanecer la noche para 15 NOSOTROS$ cada, un gasto lujoso en Bolivia y para un turista del ciclo en un presupuesto, pero el valor que fachendea. Santos, el director del hotel, dice nosotros que acabamos de perder todos los turistas. Julio y agosto son los únicos meses usted encontrará el Hotel repleto. La próxima mañana, yo alcancé para girar del reloj de la alarma, tratando de permanecer metido bajo las cubiertas cómodas de lana de llama. Cuando miró fuera la ventana que el sol había hecho apenas su apariencia y botaba la luz de la llanura interminable de sal. Un desayuno continental se sirvió y estábamos en nuestra manera a nuestro próximo destino - Isla Incahuasi, la Isla del inca.

Cuando la caída del sol bajo en el horizonte, nosotros llegamos en Isla Incahuasi, 65 km del Hotel de Sal donde fuimos saludados por Doña Alfredo, el vigilante de la isla que ha vivido allí para sobre 10 años. En la luz baja nosotros echamos nuestra tienda en el pie de la isla cubrió en cactus antiguos gigantescos. Para 8 Boliviano (1US$) tuvimos acceso a la isla entera y a lo´s agua potable. La isla recibe un desayuno de porción de Café, el almuerzo y las facilidades muy bien mantenidas de cuarto de baño. Al preparar nuestra cena, Doña Alfredo insistió que visitemos su casa y firmemos la isla´el libro del tronco de s que es una cuenta histórica de cada ciclista para tener jamás visted la isla que hizo un muy intersing leyó. Sentía bueno agregar nuestro de dos bits y se siente la parte de este club exclusivo. Por la mañana nosotros fuimos bombardeados por los grupos de la visita que llegan a ver la salida del sol. Tomamos nuestro tiempo que empacando y exploró la isla. Todos los cactus en las islas parecieron surreales. Los cactus crecen aproximadamente 1 cm un año con el alto en la isla que mide 12m alto lo haciendo de 1200 años de edad.

Al día siguiente nosotros LOS cycled un agradable 40 km a una aldea pequeña y muy antigua llamó Coquesa en la base del Tunupa (5400m) del Volcán que subiríamos el día siguiente. En la base de la aldea en la costa del lago, viva una docena de flamencos. Ellos se encaraman apenas lejos un pantano salado donde la tierra regala a la sal blanca prístina, forrando un sitio arqueológico junto a la aldea. Allí mienta cantos rodados inmensos que son escollos antiguos de corral junto a una red de paredes secas viejas de piedra. Nosotros no tuvimos problema que encuentra accomodations como los niños del único albergue juvenil en la aldea, nos saludó con sonrisas y entusiasmo tibios de ver una bicicleta de tándem llega y salpica valientemente por la calzada de piedra que pasa por la orilla mojada y fangosa del Salar. Una vez que asentado en nuestro cuarto, el dueño del Hostal, Marcos Mamani, grita a nosotros ¨¿agua de Quieres de vida de la?¨ que traduce normalmente alcohol destillado como local, así que nosotros nos reímos y dijimos amablemente, no.. Pero a nuestra sorpresa, Marcos tiraba verdaderamente agua fuera de un 12m profundo bien en el patio que recibe su agua que filtra hacia abajo de las cuestas del Volcán 2000m más alto. Nuestro día final en el Salar se gastó para subir el Volcán de Tunupa. En 9am nosotros empezamos nuestra excursión a pie. La subida empieza con un grado cómodo, y puede incluir una visita a las Mamis acerca de 500m arriba. Recuerde apenas pedir la llave a la cueva para 1 US$ antes de empezar su excursión a pie. Por el mediodía nosotros habíamos alcanzado el Mirador (4600m), un punto de vista hermoso del Salar y las cimas de las islas que me recuerdan de las Islas Rotas de la costa de la Isla de Vancouver. Una subida más escarpada de 800m nos tomó a la boca del Volcán, 5400m sobre el nivel del mar, con una vista que quita la respiración literalmente.

Quedar sin tiempo nosotros tomamos una espalda local de autobús a través del Salar. Con pájaros de personas y animal favorito y perros que llenan el pasillo del autobús, el vendedor de entrada avanza magistralmente reunir los precios del billete en la parte posterior del autobús por hopscotching del apoyabrazos al apoyabrazos, parando de sólo transcribir los nombres de todos los pasajeros en su libro del tronco. Todos los aldeanos estaban en su manera a Uyuni con sus bienes de vender en al día siguiente´s (el jueves´s) el mercado. Aunque siempre divertiendo, cabalgando el autobús a través del Salar, cycling hecho en el Salar parece un sueño que deseo que tuviéramos tiempo de continuar.

Cuando el director del Hotel de Sal dijo, la temporada alta es julio y agosto. En la estación de las lluvias de diciembre y enero, el Salar se inunda haciéndolo difícil, si no casi imposible al cylce a través de, pero aparentemente valor el viaje por 4x4 como el el Salar refleja las montañas y y las aldeas que rodean.

Así, hasta que el Estrecho de Georgia llegue a ser un estrecho de leche petrificada, una visita de la isla en la sal en Bolivia parece bien valor el viaje.

Posted by gwendal at Septiembre 23, 2004 01:55 PM
Comments