Agosto 09, 2004

Paraguay: Subiendo el Río Paraguay en barco tranquilo

Yo sale de Asuncion un pequeño más temprano que anticipado, en las horas pequeñitas del miércoles mañana. Pero cuando el barco navega sólo una vez por semana usted se pregunte pocos que cualquiera . En 4:30 me levante(gracias Ryan para poner la alarma y me dando un empujón) La bicicleta estaba en un garaje, estacionado detrás de la casa de nuestro amigo Lorenzo en un vecindario agradable de la ciudad. Sin embargo, para llegar al garaje, usted tuvo que andar por el apartamento de abajo. La tarde previa nadie había contestado la puerta, así que yo lo había dejado a la mañana. Desgraciadamente otra vez, nadie estaba en casa. Así, con un Lorenzo muy tambaleante que nosotros nos bajamos del balcón por la manera de un árbol y en el patio antes el sol estaba arriba. Nosotros entonces avanzamos para resolver una manera de acarrear la bicicleta hasta el balcón para que yo entonces lo pueda tomar abajo la escalera a la calle en el otro lado. Eramos triunfantes y logramos llegar en las dársenas en 6:30am.

¡clic para ver más images!


Qué siguió sentía como un parte de un libro de Tintin (Si usted es entre el edades de 7 y 77, el edad recorre el libros es valorado como es conveniente para, y es no familiarizado con Tintin y su Aventuras, yo sugiere título recto a su local biblioteca y recogiendo un copia en uno del 50 idiomas que el Aventuras de Tintin son traducido). He pasado 30 horas apenas en un barco de carga, El Cacique II, eso avanzó lentamente arriba el río de Paraguay. A abordar, era un pequeño preocupó cuando ve que el capitán tiene ojos muy cruzado. Pero después que unas pocas horas yo pronto me dí cuenta de que él podría haber sido ciego y no habría hecho mucha diferencia, como él supo cada banco de la arena y la corriente muy bien. ¡El barco estaba repleto con carga, básicamente algo usted puede imaginarse era llevado en la placa madre, inclusive una bicicleta de ciclotourismo! Tomó también passangers y tuvo acerca de diez espacios pequeños con dos literas cada en la plataforma y el espacio primeros para acerca de 30 hamacas en la plataforma más baja. A causa de mis objetos de valor y los precios absurdamente bajos yo me obtuve un espacio pequeño agradable. Todo en camino a la Concepción nosotros hicimos las paradas frecuentes. Por viniendo apenas el lado el banco del río y tirar un tablón largo de madera dura sobre el lado, los passangeres podrían andar hacia abajo y para trepar arriba el banco del río con todos los suministros que ellos habían traído con ellos. Había a veces una finca a lo lejos pero a menudo apareció como si ellos fueran dejados caer lejos en medio de en ningún lugar. La tarde en el barco era una combinación muy tranquila del zumbido bajo del motor y escuchando el Guarani habla y canta las canciones durante todo el crepuscul. Gocé realmente ver batea calada hacia abajo y come los mosquitos y otros insectos que volaban cerca de la superficie del agua al atardecer. Esto ha sido seguramente uno de los momentos más fantásticos del viaje a hora. Optimistamente encontraré el próximo barco que me tomará sobre tres días fuera de Concepción aún más al norte a la Frontera brasileña y en el Pantanal. Por el momento, yo trato de obtener una respuesta recta acerca de obtener un barco fuera de Bahia Negra. Si no hay los barcos que siguen en que me tomará tendré que gastar tres días que vuelven hacia abajo el río para encontrar otro camino polvoriento caliente que permitirá mí continuar hacia el norte a Corumbá.

Posted by gwendal at Agosto 9, 2004 07:03 PM
Comments